Amansamiento, domesticación, que nos acepte tranquilamente.

Deberá aceptarnos sin miedo y debemos conseguir acariciarle por todo el cuerpo sin ningún problema. Si cuando nos ven se acercan a nosotros, mucho mejor.

Tanto con potros como con adultos, es muy importante conseguir esa confianza, que se sientan seguros junto a nosotros.

Comportándonos bien y entendiéndonos mutuamente conseguiremos ganarnos su confianza, y ese será nuestro objetivo, hacer un nuevo amigo.