Problemas que pueden surgir tanto en la monta como pie a tierra: Caballo que lanza coces en cuanto se le toca un pie, el que se mueve cuando te vas a montar, el que no acepta que te acerques y menos que le toques, el que una vez montado no permite que te bajes, el que tiene miedo del remolque, el que no puedes coger en el prado…

¿Desde cuándo? ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Qué?…
Hay que analizar profundamente el problema y corregirlo paso a paso.